Requiem x Susana González Camino

Conocí a Susana en las redes. Facebook nos acercó. Escribio en una de las páginas que visito un alegato en primera persona contra la prostitución y aquellas que lo defendían entre las feministas guays, millenials que piensan que la prostitución es un trabajo más y que es feminista defender la “libre” elección del trabajo de la prostitución. Como si pudiese haber derechos en la más sórdida realidad de violencia contra la mujer…

y ella les escribió a sus hermanas, las que defienden la prostitución por ejercerla:

Tengo la casa patas arriba, platos que fregar,… pero no puedo ponerme a hacerlo sin antes hablarte hermana, compañera que defiendes la prostitución.
Querida hermana, hoy estoy abrumada por el amor, pero no soy feliz del todo, no puedo serlo sabiendo que estás hay, ( sic) escondiendo tu dolor, uniendote a una causa indefendible porque necesitas sentir que eres parte de un todo, y que tu soledad se apacigüe, porque yo sé lo que sientes, yo también defendí a mis prostituyentes”(…)Pero sé algo Hermana, y no lo juzgo, entiendo yo los porques de los que te das para defenderte de lo indefendible, para soportar el dolor, porque tal vez si nos llaman trabajadoras, no nos llamen putas” ( Susana Gonzalez Camino)

Me emocionó su relato que hablaba directa al corazón:

“¿Cómo aceptar el asco que sube a nuestra garganta? ¿Cómo acallar el dolor que nos producían sus manos aunque fuesen caricias? ¿Cómo sonreír sino cuando lloramos por dentro? 
Después de algún “servicio” llamaba a mi chiquitina corriendo, antes de que se fuese a dormir, para escuchar su vocecita, volviendo ahogar las lágrimas cuando me pedia que fuese a contarle el cuento del Bubo (buho), como hacía antes, cuando tenia otro “trabajo”(op.cit)

Hablé con ella por privado. Me interesé por conocer su mundo y su lucha. Me invitó a su página. Quisé ayudarla y apoyarla, y estuve observando, investigando acerca del mundo de la prostitución.

Necesitaba ayuda. Cuanto dolor, acumulado, cuanto maltrato, cuanta sensibilidad forjada a golpes y traumas. Así que me ofrecí a ayudarla. Tuvimos unas cuantas sesiones terapeúticas. Externalizamos la culpa que en ocasiones la embargaba por completo. Es tan injusto!!! Mujeres excluidas, maltratadas, abusadas, buscando ser valoradas y encontrandolo solo en quien las explota, y que apenas les brinda una caricia o un halago por lo “bien que trabajan,” aquel afecto tan desesperadamente buscado, que es confundido con el interés. Y encima tienen que soportar que a nadie le importe lo que le hacen, y que ellas sean consideradas las “malas mujeres”, estigma social, dolor y más dolor.

Pero Susana no es solo una mujer machacada. Despúes de 10  años de ejercer, despúes de 21 de callar en silencio… ” callar como putas” me dice sonriendo, Susana ha salido adelante. Ya no tiene miedo a nada, porque ya todo lo vivió. Se enganchó con hombres equivocados que le dieron a sus hijas, pero le quitaron todo lo demás. Así que Susana, que ha conocido el feminismo, que ha podido salir de la prostitución, que tiene un corazón enorme que no le cabe en el pecho y una gran sensibilidad, solo quiere ayudar a sus hermanas. Tender la mano, abrir el corazón, buscar los medios para ayudar a todas ellas a salir de allí y a luchar contra la legalización de la prostitución.

En poco tiempo monta una Asociación, la asociación feminista abolicionista Ellas. Es respetada y querida y recibe tanto amor cuando se lanza a reivindicar y a asumir su pasado, que está abrumada de amor. Nunca lo pensó.

Le ofrecí presentar una comunicación en el congreso vasco de Sociología y ciencias políticas, en el grupo de sociología de Género. Se entusiasmó. Luego,luego más tarde lo supe, vendió un ordenador para poder ir. Pero no me lo dijo. Me dijo que tenía el dinero para ello.

Cogí un hotel en Bilbao para las dos porque queria dormir en el coche por falta de dinero; no lo podía permitir.  Quería que  estuviese agusto. Fue muy duro. Su inconsciente no le permitía triunfar. Le pasó de todo, salió muchas horas despúes de lo que me dijo, se le rompió el coche por el camino, la grúa le tardo como dos horas en llegar, y la recepción del hotel cerraba a las 12 de la noche, con lo que tuve que quedarme despierta para poder abrirle el hotel. Eran las 2 y media creo cuando llegó agotada, y luego se duchó y durmió algunas horas. Yo apenas pude dormir, hablaba en sueños y tenía pesadillas. Trastorno de estres postraumático.

“Ningún trabajo del mundo que queráis comparar da trastorno de estres postruamático” Explicó ella en la ponencia. Habló muy bien , ¡Tan bien! con lo dificil que es dar la cara. Eso si se disfrazó un poco para ir. Era como si se estuviese disfrazando. Ella es hermosa, y con el maquillaje tan fuerte no lo parecía. Escote grande y pronunciado y mucho maquillaje en la cara, y zapatos de tacón. ” No hace falta que te maquilles, en la Universidad la gente no lo hace” le dije. Se enfadó. “<yo soy así, me dijo, que me acepten como soy”. Reculé y respeté lo que quería, aunque me parecía que queria demostrar que había ejercido.

Impresionó a la sala con su verdad. Me encantó verla allí, dando clase en la Universidad. Cuando bajó del estrado, se sentó a mi lado. Siempre rcordaré ese momento. Se giró y me miró en un interrogante, dudosa. Le sonreí y le mostré mi admiración en la mirada y me tendió la mano, y luego me abrazó. Era pura vida y puro amor. Me daba valor a  mi y a todes les que le rodeaban. Sabía ver lo grande y mágico en cada persona, y te hacía sentir especial, sintíendose agradecida por lo que le ofrecías. Era tan inteligente y perspicaz. pero también sensible. Sufria por el rechazo de cada persona, por el de su familia, entrampada por los hombres, su exmarido la había endeudado y tenía mil y un problemas que la atrapaban como una tela de araña. Hasta Facebook la habia bloqueado tres días, por responder a un maltratador en una página misógina. Pero ella miraba hacia adelante, estaba llena de planes, llena de vida y amor.

Hoy llamé a una amiga y pensó que la llamaba porque me había enterado. Susana ha fallecido de un infarto, ante los fantasmas de ayer y de hoy. Qué dolor! Aun no me lo creo y espero que me mande un wasap como siempre hacía, o un mensajito de voz.

Susana descanse en paz. Eras una gran persona y una gran mujer. Gracias de todos los que tuvimos el privilegio de conocerte. Espíritu libre, vuela hacia la libertad.

 

Anuncios

“No es cuestión de ser respetuosos, es cuestión de que nuestros clientes experimenten nuestro respeto por ellos”(Intervención social narrativa en el sistema de servicios sociales públicos II )

La frase del título es una frase pronuciada por mi maestro Michael White, en 1985, cuando recibió elogios por su forma respetuosa de hablar de sus pacientes en la Universidad de Auckland. -“No es cuestión de ser respetuosos, es cuestión de que nuestros clientes experimenten nuestro respeto por ellos.” Reflexionó Michael White posteriormente.

En mi post anterior, ejemplificamos la primera parte de una intervención de  trabajo social crítico y clínico narrativo. ¿ De qué manera? Realizando un análisis de cómo el contexto social, los cliches, prejuicios de género y clase social, afectan a una mujer inmigrante sola en España, con una niña.

Abrimos, como profesionales del Trabajo social,  un espacio para la escucha, que es un bien tan preciado en estos tiempos de prisas y productividad.

Byung-Chul-Han( 2016) describe nuestro tiempo como aquel enfocado en la productividad a ultranza. Todos queremos ser más productivos, empujados por nosotros mismos, que es mucho peor que ser empujado por un jefe como antiguamente en la época de la modernidad: “el sujeto del rendimiento, que se pretende libre, es en realidad un esclavo. Es un esclavo absoluto en la medida en que sin amo alguno se explota a sí mismo de forma voluntaria ( Han, 2016, p.12)

En nuestro contexto de sistema público de servicios sociales, donde cada vez más se mide al milímetro al profesional, no hay tiempo apenas para la mirada a los ojos, la escucha atenta, para romper barreras y abrirse al otro como un experto en su propia vida al que acompañar. Pero hacemos un alto en el camino y lo intentamos. Siempre presente el código deontológico en la cabeza, “no juzgar” y tampoco dar por sentado, por muchos años que tengamos de experiencia…tenemos claro el mandato institucional. Hay un recurso de campamento de verano y una falta que no puede ser. Asi que nos abrimos a la explicación  de la señora, y analizamos juntas las posibilidades. ( véase post anterior).

“El sujeto neoliberal, como empresario de sí mismo, no puede establecer con los otros relaciones que estén libres de cualquier finalidad”( Han, 2016, p.13) y que ocurre con los trabajadores sociales? ¿Podemos abrir un espacio para la escucha que no tenga una finalidad material, salvo la de empoderar, y darle apoyo y aprecio en aquello que de único e inigualable tiene como ser humano?

La segunda vez que la veo, es dos días despúes, a primera hora. (Flexibilizo la agenda para adaptarme al usuario. Son ellxs los que tienen problemas y no podemos nosotrxs pedir que se adapten a nuestra agenda, debería ser al revés).Acude agradecida.Trae el justificante médico de la falta, ya que pasó tiempo en el hospital. Me dice que ayer la niña sangró mucho por la nariz y la tuvo que volver a llevar al hospital.Volvió a llegar tarde a la casa donde trabaja. Ni el justificante del hospital le sirvió.

Pero, me sorprende,  algo ha cambiado. No está derrumbada, como la noté en la primera cita. Parece empoderada.” “sabe qué, ya estoy harta. No voy a venirme abajo,si me quieren echar que me echen.”me dice. Su cara levantada, ya no sumisa. Me recorre un escalofrio de felicidad y miedo a la vez. ¿A ver si la estoy empoderando demasiado y la perjudico al final? pienso para mis adentros.

Me cuenta que la tienen atemorizada y esperan de ella que ante la más mínima amenaza se doblegue, se humille y les haga todos sus pedidos. Ella tiene que mantener a su hija, y, me dice, a 4 hijos más en mi país. Ellos viven solos, su padre los abandonó y solo me tienen a mi para mandarles dinero. Por eso, tenía que aguantar.

Ahora algo ha cambiado.  Me cuenta lo siguiente:

Me fui de la casa llorando cuando la Sra volvió a decirme que me echarían de allí. Me dió mucha angustia. ¿Ahora que íba a hacer?  Pero sucedió un milagro ( su cara se ilumina sonriendo) una chica me vió llorar y cuando le conté porqué, entonces me dijo que donde ella trabajaba necesitan una chica para el office. Ya he ido a hacer una prueba. “( Mery, 2018. transcripción entrevista)

Sonrie y esta feliz. Me pongo feliz con ella, charlamos y reimos. Compartir la felicidad también es acompañar. Está muy ilusionada. “Es Dios me dice, yo soy evangelista y es Dios que me ha ayudado. “

No la contradigo. Asiento. Las creencias son importantes y ayudan a las personas a resistir la adversidad. Y Dios tambíen ayuda. jej

-Bueno, aún no sabemos nada, espera a que te hagan el contrato.

Sabe qué? Ahí me tratan bien. Trabajo mucho pero mucho menos que en la casa de los Sres. y ellos me gritan y me tratan mal. Aqui todos me tratan bien y con cariño…estoy muy feliz, ojalá me cojan. Por el momento todo Agosto seguiré con los señores como quedé con ellos. ( Mery, 2018. Transcripción)

Comento el tema con compañeras. Le explico su precariedad, su soledad, su falta de redes sociales. Su trabajo todo el día y sus bajos ingresos. La niña no ha vuelto a ir porque está sangrando por la nariz. Por un momento se quedan pensando…y luego me dicen:

-“Como decía la responsable del programa de familia de antes, a estas madres hay que decirles que tienen que ocuparse de compaginar trabajo y a su hija, y no dedicarse solo a trabajar. Ella tiene que estar con su hija. Es su responsabilidad. Asi que habrá que ver si la niña está bien y decirle que se ocupe “. No habia servido de nada la explicación. La norma por encima de la persona y sus circunstancias. Contextos ideológicos diversos en que nos manejamos.

Soslayamos este mandato en refuerzo de la situación de crisis que estaba atravesando la madre.

De repente 10 día despúes nos vuelve a llamar y quedamos. Está feliz.

“¡¡¡Me han hecho contrato!!!!!. Vengo a pedir que den de baja el campamento de mi hija, porque trabajo por la tarde-noche y ahora puedo estar con ella por la mañana.Ella sola, sin presiones para que esté con su hija sin que pudiera arreglarlo, sometíendola a control social como si fuésemos policías de las familias, de familías a las que exigimos cuestiones que el contexto no facilita ni propicia…

Me cuenta  que se sintió fuerte después de haber hablado conmigo de sus derechos, y decidió que no iba a volver a humillarse. “MI vida ha cambiado desde que hablé con usted. El Sr. me ha dicho que como es baja voluntaria no me paga finiquito ni nada, y yo tuve una profecía que me decía que lo dejara estar. Le respondí que ellos siempre hacían lo mejor para mi. Me preguntó si estaba conforme y yo le dije que sí. Allá él con su conciencia.

Mery habla con voz suave y le brillan los ojos a pensar de todo. Me interesa saber porque fué importante para ella. Me dice:

– “Me sirvió mucho.Sentí que le importaba a alguíen…bueno yo tuve a una trabajadora social, que me habia tratado bien. Pero de ahi me habia tocado gente….bueno…no quiero hablar mal de nadie…pero me miraban ( frunce el entrecejo) como sin valor….o quiza es es que una tenía el ego muy bajito…entiendame bien….quizá era yo….

-Pero ¿cuál era la diferencia?

Hay veces que uno toca con personas que se siente acogida….y otros que le marcan pum pum pum ( da golpes con la mano rígida sobre la mesa)

-Porque yo recuerdo que la primera vez estabas un poco hundida….¿recuerdas?

Muuuy hundida..es que todo estaba al revés….vió mis papeles ( se refiere a que renunció a la pensión de  alimentos) mi vida estaba así…toda mal….y mire eso es solo una partecita porque yo he pasado ( dibuja un cuadrado grande en la mesa con su dedo) pero lo pongo a un lado….y ahora todos me dicen, qué buena vida debe llevar usted, siempre riendo…no, les digo, es que yo tengo un lema, me río ahora porque la vida yaaa se rió de mí. “

-“Pero yo le voy a decir. Me abro con ciertas personas, porque yo no quiero que nadie me tenga lástima. que me vea lo que soy, pero no con pena. Mi jefe una vez, porque tenía una ecografía vaginal, que estaba yo asustada, llegue tarde. Mi jefe me gritó, babababa (gesticula y grita como su jefe) y yo le dije, me va a disculpar no volverá a suceder. -Me volvió a gritar y me dijo que yo iba por la vida haciéndome la martir, que ya valía de dar pena. Me sentí fatal. ( porque ellos saben muchas cosas de mi que me han pasado…) antes yo lloraba. Antes, luego aprendí a aguantarme, me iba al baño, lloraba, me lavaba la cara y salía.” Como no uso maquillaje nadie se daba cuenta. 

Rie y yo rio con ella.

Mi marido abandonó a mis hijos allá. Ellos se criaron solos. Con usted, yo sentí como que habia tocado una puerta, como una hermana o así. Me siento en confianza. ¿Sabe que me gustó? yo estaba muy mal y dije una frase : “es que todo me sale mal” y usted me corrigió. Ahora que voy a la iglesia, se que la palabra tiene poder. Y usted no dejó que yo hablara mal de mí. Eso me impactó. 

-Te cuento algo, yo me puse muy feliz cuando me contaste lo del trabajo ayer.

-Lo se, lo sentí. ( Mery)

Su cara refleja felicidad. Quedamos en 15 días.

Ah señora!  la ayuda de comedor ya no hace falta. Ya me apaño. ¿y sabe qué? ya no me duele el cuello. 

Lo personal es político. Rconocer como social lo que antes se veía como biografía individual, y nuestro rol, como empoderante, cuestionando las injusticas, deconstruyendo ( Derrida, 1989) las ideas que naturalizan el ejercicio de la desigualdad, brindando apoyo, escucha y mirada. Dolíendose con las personas en sus miserias y alegrándose con ellos en su felicidad. De persona a persona. Eso es trabajo social clinico y critico narrativo. Y la importancia del lenguaje, de  la narración de lo que nos pasa y de las conclusiones negativas de identidad. Como decía Mery: La palabra tiene poder. 

Un abrazo.

Karina Fernández D’Andrea.

Bibliografía (Parte I y II) :

 

Foucault,M.  (1976) Hay que defender la sociedad.Madrid: Ed. Akal. 2003

Han, B. (2016) Psicopolítica. Barcelona: Herder.

Healy, K. ( 2000) TRabajo Social: Teorías Contemporaneas. Madrid: Ed. Talasa

White, M. Conferencia inaugural Auckland 1985. Citado porDAvid. Epston en la conferencia europia de terapia narrativa y Trabajo Comunitario

 

 

 

 

 

Intervención social narrativa en el sistema de servicios sociales públicos.1

A menudo entre les estudiantes y les profesionales del Trabajo Social, hay grietas , cuando no abismos. Las posiciones de les estudiantes comprometides, activistas, críticas, parecen no tener cabida en el sistema de servicios sociales públicos. La mirada desde los movimientos sociales y las ong´s, es que las trabajadores sociales funcionarias, son poco menos que burócratas, y que el sistema es tan rígido que no es posible hacer Trabajo Social. Mientras aquellxs que consiguen acceder a asociaciones del tercer sector, se consideran militantes comprometidxs que toman distancia de las instituciones de Bienestar social.

Hay otra posición, existente en el colectivo de funcionarixs, que se ve a si mismas como las unicxs que son realmente profesionales, porque han tenido que superar procesos selectivos muy fuertes.

En este contexto, ¿ Cómo es posible un trabajo social crítico en contextos institucionales ? y ¿qué significa?  Como señala Karen Healy (2001) lo complicado no es ser crítico teóricamente sino poder llegar a realizar Trabajo social crítico en los contextos más comunes donde se ejerce la profesión, los contextos locales, contextos burocráticos y multiideológicos, e incluso en relación con otras profesiones , ya sean ámbitos públicos o privados,(p.15) pero con mayor razón en los primeros.

He aqui  el análisis de un caso real ( cuyos datos personales  por supuesto han sido modificados) Analisis caricaturizado, resumido, comprimido. En acuerdo total con Foucault (1976) cuando dice:

Me considero absolutamente obligadx en efecto, a decirles aproximádamente lo que   hago,donde estoy,en qué dirección(…) va este trabajo; y en la misma medida  también los considero enteramente libres de hacer lo que quieran con lo que les            digo. Se trata de pistas de investigación, ideas, esquemas, líneas de puntos…(p.11-12)

En este sentido comenzamos a conocer a Mery. Es latinoamericana, trabaja en el servicio doméstico y es la “asistenta” de una acaudalada familia de Madrid, compuesta por dos mayores. El catedrático de Universidad, jubilado pero sigue viajando y dándo cátedra. Ella ama de casa, y sus hijos que ya son grandes e independientes, todos con carreras profesionales.

Mery tiene apoyo de los servicios sociales y su hija, de la que se ocupa sola porque el padre se desentendió, acude a campamento de verano. Me llama una jefa y me dice que la niña no ha ido al campamento en el día de hoy y como tiene comida incluida supone un perjuicio importante. ” llamad a estas familias y dadles un toque” no se puede faltar savo con justificante médico. ( están dejando de ir otros niños por no tener plaza).

Hablo con ella. Me dice que es “madre soltera” , que trabaja en esa casa de sol a sol, y que el campamento es la única oportunidad de su hija de 10 años de no estar todo el dia sola en casa. La señora no deja que le lleve la niña. No ha ido porque al llevarla vomitó varias veces, ella tuvo que volverse con la niña en el bus mientras el conductor le gritaba por ensuciar. ( Discrimación por su origen) Amplia posteriormente la información sobre esa casa. La tratan muy mal, la explotan, le hacen cocinar al medio dia para todos los hijos que van a comer a diferentes horas a la casa de sus padres, se la llevan al campo cuando se van de fin de semana y le hacen trabajar en el campo, y un sinfin de detalles desagradables. Está trabajando en Agosto porque gana solo 700 euros y si no trabaja las vacaciones, no puede pagar la habitación donde malvive y los gastos de la niña. Pero esa mañana llegó bastante tarde a trabajar y la señora se enfadó tanto que la echó, después de 12 años en esa casa.  ( maltrato de clase social) La institución, es burocrática, están establecidos unos procedimientos y unas excepciones.

En mi entrevista de valoración pregunto por la pensión de alimentos del padre de la niña. Me cuenta que el padre quería irse y desentenderse y aunque al principio lo intentó, cuando vió que no podía conseguirlo, fue a orientación jurídica gratuita. Ahí le aconsejaron que si quería quitarse de problemas que renunciara a la pensión de alimentos, para poder quedarse con la custodia sin problemas. Así que ella, sola, sin red social ni apoyos, hizo caso de la autoridad con estudios, y renunció por escrito a la pensión de alimentos para quedarse con la custodia. ( Lesión de sus derechos y los de su hija. Quedan las dos sin apoyo económico, orientada por profesionales. Con un claro sesgo de género. ).

Lxs pobres ven lesionadxs sus derechos una y otra vez no en un ámbito sino en muchos.

Me pide acudir la próxima cita a primera hora de la mañana, para no llegar tarde al trabajo de nuevo donde entra a las 10. Me cuenta de su angustia, de su miedo , de si será verdad que la echan, y del terror que le supone después de 12 años tener que buscar trabajo. La escucho, acompaño, cuestiono que sea causa de despido, le pido que amplie la explicación de cómo la tratan, hablamos de cómo debería ser el trato. Y fundamentalmente de sus derechos ( intervención social, análisis crítico de lo que le ocurre en el aqui y el ahora) . Por supuesto dejo de lado el mandato institucional de disciplinamiento de las personas sin tomar en cuanta su contexto histórico y social)  Pero solo tenemos 40 minutos ( uys! ¡¡¡que lo quieren reducir más en el nuevo modelo  de atención primaria!!!!) Asi que cierro la intervención ofreciendo para el nuevo curso ayuda económica de comedor escolar ( ayudas economicas que permiten dar apoyo a estas situaciones de pauperización creciente). Hemos creado un vínculo, ¿ se habrá sentido mejor? ¿reforzada o más angustiada? ¿Es esta la letra pequeña de “empoderar”?

Continuará….

Intervención social en un caso de limpieza judicial

Vuelvo a escribir para comenzar otra etapa. Voy a cambiarle el nombre a mi blog o en realidad voy a reivindicar que la C, corresponde con un Trabajo Social clínico y crítico narrativo. Una en la que iré relatando mis experiencias como trabajadora social crítica y clínica narrativa. Por supuesto que datos personales cambiados.

Intervención social del Trabajador social en La limpieza judicial en un caso de posible Diógenes

Se solicita intervención desde servicios sociales en limpieza judicial en domicilio particular. A demanda del Juzgado que ordena la limpieza judicial a Servicios municipales. Acuden:  2 funcionarias de Madrid Salud;  1 funcionaria de Salud ambiental; 4/5 operarios de limpieza;2 policías municipales uniformados y coche patrulla con la sirena en marcha. Y 1 Trabajadora social de los Servicios sociales municipales. Acompañados de: camión de mudanzas con elevador a la ventana, Herramientas de limpieza, Bolsas grandes de basura, un volquete.

Todas las personas implicadas en la limpieza judicial menos la trabajadora social acude con trajes completos blancos de plástico encima de toda la ropa que cubre incluso la cabeza, mascarillas y gafas plásticas, y fundas de plástico para los zapatos. La persona a la que se le hace la limpieza judicial: Una mujer de mediana edad, que vive sola, aislada socialmente, pero con animales de compañía. Con piso en propiedad e ingresos económicos. Problemas de salud mental y posible Diógenes.

Antecedentes

La señora vive sola en un barrio de Madrid. Apenas sale de su domicilio desde hace tiempo. Los vecinos han denunciado en varias ocasiones por los malos olores, porque tiene animales de compañía, pero no los saca, y por la incomunicación con su vecina.

Tras las denuncias se intenta la intervención social. Se acude a hacer visita domiciliaria acompañados de personal de Madrid salud. La señora no permite el acceso a la vivienda y echa a todos poniéndose muy violenta, según consta en los registros de servicios sociales. Finalmente, el caso llega al juzgado que al ver que no colabora, ordena la limpieza judicial a los servicios municipales que a su vez solicitan la presencia por protocolo de los servicios sociales.

Intervención social clínica

Acudo al domicilio a la hora que se me ha convocado, 8.30 hs de la mañana. NO había ido nunca a una limpieza judicial y ahora, tras mi reciente incorporación a servicios sociales, se me ordena que vaya.

Valorando la situación en el momento llego a las siguientes conclusiones diagnósticas.

  • La intervención para la limpieza judicial constituye un ejercicio de violencia institucional para una persona con problemas de salud mental y asilada socialmente. Supone que irrumpan en su domicilio, una media de 9 personas, cuando nunca ha entrado nadie. Supone ver a toda esa gente con un traje semejante a un astronauta entrando en su casa como si fueran a la luna.
  • Los funcionarios y operarios tienen que realizar la limpieza y la señora y los animales complican mucho la posibilidad de realizar su trabajo.
  • Los vecinos que no están en el tema preguntan qué está pasando, complicando la situación a la señora para dar explicaciones, que se siente ofuscada, presionada y
  • Algunos funcionarios actúan con naturalidad y sensibilidad. Otros no, y en su comunicación no verbal comunican asco, desprecio, y juicios de valor, lo que constituye una revictimización secundaria para alguien que no puede evitar vivir como vive, y que sufre su situación.
  • La mayoría de los allí presentes carece de los elementos formativos en psicología para darse cuenta de cómo actuar delicadamente. Aun con la mejor intención, en ocasiones pueden actuar como si la señora fuese no un sujeto sino un objeto de intervención; y al tener órden judicial, los coloca en una situación de poder, en la que la palabra de la señora no tiene peso, llegando incluso a la coacción y obligándola contra su voluntad. Ambas situaciones constituyen violencia en sí mismas y pueden generar por tanto violencia. La violencia engendra violencia. Violencia de resistencia a la misma. Por ello se llama también a la policía, lo que genera una situación intimidante de nuevo.

Proceso de intervención

  1. Entrada y construcción del vínculo
  • Objetivo: Bajar la ansiedad y convertir una situación violenta en un encuentro humano positivo y constructivo que siente las bases del vínculo para poder seguir trabajando.

El acceso es muy importante. Que la señora no vea de repente 10 astronautas frente a su puerta. En este tema las compañeras de Madrid salud, tiene experiencia, así que no se visten hasta que no la permitido el acceso al domicilio. El resto de los operarios si lo hacen, pero al menos esperan detrás de las funcionarias.

Cuando llegamos, me coloco delante a propósito, una vez presentada a todos los funcionarios. La usuaria entreabre la puerta y nos mira. No conoce a nadie, aunque algunos de los presentes es la segunda vez o la tercera que van. Le ofrezco una amplia sonrisa, me dirijo a ella con tono alegre y despreocupado llamándola por su nombre y presentándome. En una primera fase, la señora me dice que no me conoce, pregunta por los nombres de los que conocía y que la trataron bien en una ocasión anterior (me cuenta luego)

  • Honestidad y franqueza dentro de las posibilidades

Le explico con honestidad y franqueza que tiene razón, que las personas que conoce están de vacaciones y que hemos venido nosotros. Es pleno mes de agosto. Sigo sonriéndole. Abre la puerta más y salen sus perros. Nos permite pasar a regañadientes.

  • Acompañar los estados de ansiedad sin obligarla contra su voluntad siempre y cuando se consiga el objetivo de limpieza judicial

Entonces le pido que me acompañe a sacar sus perros a pasear. Le explico que es mejor que deje que le limpien sin estar ella presente y que yo la acompaño. Me resulta sorprendente pero acepta. Vamos a bajar y se arrepiente. Permito que vuelva a subir, la tranquilizo, le digo que sacarán solo las cosas en mal estado y rotas. Que no tiene por qué preocuparse, insisto suavemente en salir. Da un par de vueltas por la casa entre los operarios, pero me acompaña fuera.

  • Eliminar la visión o la escucha de situaciones que pueden resultar atemorizantes para cualquier persona

Bajo su ventana la policía ha cortado la calle, el camión de “mudanzas” está instalando el elevador frente a su ventana, y los operarios se van colocando en sus puestos.

Rápidamente la llevo en dirección contraria para que no vea lo que hay bajo su ventana. Bajamos la calle y no ha visto toda la parafernalia. Caminamos con los perros.

  • Aceptación incondicional sin mostrar gestos de desagrado, asco, o repugnancia, aunque desprenda malos olores, vaya sucia, o tenga animales malolientes.

Están sucísimos, y yo voy en sandalias (mientras me lamento por ello), pero dejo que me olfateen. Para ella son su familia y si mostrara mi rechazo sería como rechazarla a ella.

* utilizar mindfullnes y otras técnicas de control de la ansiedad para calmar los momentos de pánico.

Comienza a respirar agitada, creo que le está dando un ataque de ansiedad. Así que, bajo la voz, le hablo suavemente, y voy interesándome por ella, sin llegar a preguntarle en exceso, como si fuese un interrogatorio. No le digo que esté tranquila, (es lo peor que puedes decirle a una persona en estado de ansiedad.)

-Hola Fabiola [1] vamos al parque aquí hay uno cerca verdad? Le digo, haciéndome la tonta. El tono despreocupado, sin apenas mirarla sino mirando hacia delante, cuidando mucho de no darle un repaso visual. Ponerla a ella en situación de experta, de conocedora de su barrio, fortalece sus capacidades y su agencia personal.

* Fortalecer la agencia personal

Agencia personal como concepto definido y ensalzado por Amartyan Sen premio nobel de Economía, “aquello que una persona tiene la libertad de hacer y lograr en búsqueda de las metas o valores que él o ella considere importantes” (Sen, A.1985, p. 203) Según Margarita Tarragona el concepto de agencia personal se refiere a la capacidad de tomar decisiones y tener un papel en la dirección de la propia vida. (Tarragona, M. 2013). Ese sentido de agencia personal, ese sentir que dirigimos nuestra vida y tomamos decisiones, por muy pequeñas que éstas sean, corre un serio riesgo en situaciones como ésta, donde la intervención del Estado irrumpe pese a la voluntad en sentido contrario del sujeto. Por ello restablecer todo lo posible la toma de decisiones, ayuda al equilibrio y la salud mental de la mujer, y a que no se sienta vapuleada como un objeto. Para Sen, el concepto de agencia es un aspecto integral de la libertad, siendo ambas necesarias para el desarrollo (Dreze & Sen, 2002; Sen, 1999). Constituye la capacidad de la persona para sr autónoma y tomar elecciones conscientemente.

“En la literatura sobre psicología, la agencia frecuentemente se vincula con diversos conceptos psicológicos similarmente “nombrados”[2] (autoeficacia, autonomía, control, autodeterminación, etc.) y se mide a través de ellos.” (Pick, S. et al. 2007, p. 295)

Así que bajamos al parque. Voy comentando la belleza de la naturaleza… los perros, que al principio no querían salir y frenaban con las patas, van entrando en confianza y caminando. Ella los suelta en el parque y ellos corretean a nuestro lado, pero no se van. Me va contando que era funcionaria, que vivía sola y luego se dedicó a cuidar a sus padres, y que al final quedo su madre y ella. La madre falleció hace cosa de un año de una larga enfermedad. Ella está sola y fue perdiendo relación con el entorno, y abandonándose. Se excusa con dolores en las articulaciones y no poder caminar, aunque me demuestra que puede hacerlo bien, aunque no esté acostumbrada. Elaboro una justificación que la tranquilice y le digo que es normal si está deprimida no tener ganas de hacer las cosas. Por primera vez me mira a los ojos y sonríe agradecida. Masculla algunas palabras que reafirman que es cierto. Luego me dice que la otra vez, vino gente que la trató mal.

-¿Por qué mal? Le pregunto- Porque me miraban de arriba abajo y era una mirada que te hace sentir culpable. Yo no soy culpable de nada…

Claro que no, le reafirmo. ¿Una hace lo que puede verdad?

Me mira agradecida. ¿Usted cómo se llama? Karina-

Hace 40 grados. Estamos en el parque caminando y morimos de sed. Así que la dejo para salir a buscar agua. Consigo dos botellas pequeñas en la primera tienda que hay, que me ha costado encontrar. Vuelvo nerviosa, pensando si estará allí o se habrá vuelto a la casa. Pero allí está. Bebo agua con fruición, esta fría y es una maravilla. Me fijo en que ella no lo hace. En el tapón de la botella vuelca un poco de agua y la da a uno de los perros, que lame encantando. La suciedad del perrito, que esté lamiendo la tapa de la botella que luego beberá ella me produce arcadas, pero me aguanto y miro para otro lado. Da de beber a los dos y solo recién bebe ella. Pone la tapa después a la botella que estaba por la mitad.

-Son como mis hijos…me dice, mientras los acaricia entre ese pelo pegoteado de suciedad…. Me enternece su amor y su soledad tan grande.

Al rato quiere volver, la acompaño a la casa, por el camino vuelve a darle ansiedad, le enseño técnicas de respiración de mindfullnes y se calma. Volvemos al domicilio, me quedo en el descansillo, con la técnica de salud ambiental. Entonces percibo esa mirada de la que me habló la usuaria. Una mirada de arriba abajo, con asco, desagrado, y algo escandálizada. Fabiola entra en su casa, y le digo que la espero fuera, que mire lo que quiera y nos volvemos a ir. ¡Entonces la técnica me dice “hay que ver! Esos perros como los tiene! Qué horror ahí no se puede vivir. “Me da miedo que ella la haya escuchado. ¡Me acerco y le digo “Sra. Ella vive ahí también, y es la que más lo sufre! A ya…ya…me responde sin prestar mucha atención…

Fabiola sale de nuevo y la vuelvo a llevar al parque. Estamos allí bastante tiempo y comienzo a intranquilizarme. Tengo a alguien citado de urgencia a las 12,30 y no voy a llegar. Así que volvemos a la casa. Los operarios están en el camión comiéndose el bocadillo de media mañana me dicen. No puedo creer que en semejante situación alarguen la intervención media hora para comer el bocadillo haciendo a la Sra. esperar más.

Entramos al portal y aparece el veterinario. “USTED ACEPTE LO QUE LE DIGA LA TRABAJADORA SOCIAL EH? ACEPTELO! ¡PORQUE COMO VEA A LOS PERROS EN ESE AMBIENTE ME LOS LLEVO!

Fabiola comienza a tener otro ataque de ansiedad mientras maldigo para mis adentros al veterinario y a su iniciativa de intervención social. Me toca llevarme a la Sra., y acompañar su proceso hasta que se tranquilice. Luego me llevo aparte al veterinario y le pido que no le hable así, ni a los gritos, ni con coacciones o amenazas. Que la Sra. entra en estado de ansiedad.

– “No, si los perros están bien, tienen las vacunas al día y los chips. Pero no pueden vivir en ese ambiente. ¡Y yo la otra vez hice de poli malo, y mira como ella acepto la limpieza!

Le digo que no es necesario que siga por ese camino y vuelvo a por Fabiola que se había acercado sin que la viésemos a escuchar. En el momento no me di cuenta, pero luego al repasar la escena recuerdo que se alejaba mientras yo volvía a buscarla.

El veterinario me acompaña y aprovecho para decirlo delante de ambos- Fabiola eres libre de decidir si quieres o no servicios. Ya hablaremos. _ ya habíamos hablando en el parque y Fabiola se mostró interesada en la ayuda a domicilio y en la comida a domicilio. Ahora temía que ante la amenaza se echase para atrás.

El veterinario vuelve a hablarle. El tono ha cambiado y no grita, pero sigue siendo su comunicación corporal amenazante. Se inclina sobre ella en exceso, y le levanta el dedo.

-NO si ella tiene bien los chips, y todas las vacunas al día, pero los animales ¡¡no pueden estar en este ambiente!!

( Pienso que estamos todos locos, todo el mundo más preocupado por los perros que por ella, que es la que más sufre)…

Me quedo hablando con ella. Le gusta la música clásica, y la ópera. Tiene formación y cultura y se muere de soledad….

Finalmente me espero a que se vayan todos. No quiero dejarla en esa situación de vulnerabilidad. El piso lo han vaciado, pero está sucio y no se puede apenas entrar porque se pegan los pies. Antes de irnos, lamentablemente le leen el acta, donde especifican para el juez, cómo de sucio han encontrado el piso y todo lo que han tenido que hacer. Lamento que sea obligatorio como me dicen, porque es humillante escuchar toda el acta. Firmo y nos vamos. Me felicitan por el trabajo realizado, porque han podido hacer la limpieza sin obstáculos, y porque ella está bien y tranquila y no han tenido que llamar al Samur. ¡Es nuestro trabajo, les digo! Por eso somos Trabajadores sociales.!

Llego al trabajo sobre las 13 hs. Agotada. Del pulso mental y mi alerta para que no entrara en crisis. Yo vuelvo agotada del pulso psicológico pero feliz de mi trabajo.

-No aceptará nada, me dicen.

-No lo sé. Conmigo ha creado buen vínculo, ya se verá. Les contesto.

Han pasado dos semanas. La he llamado dos veces por teléfono, se acuerda de mi nombre y me comenta bien cómo está. La fui a ver una vez sin avisar y no me abrió la puerta. Fui otra avisando y si me la abrió y dejó que entrara en su casa. Yo me siento feliz de la intervención realizada. Considero que mi intervención ha facilitado el trabajo a los funcionarios y operarios, ha conseguido que no se pusiera violenta, no ha tenido que venir el Samur, ni hacer un ingreso psiquiátrico, (se considera que tiene un costo entre 2500€ y 5.900€ un ingreso de corta estancia en psiquiatría)

“De acuerdo con todos estos cálculos y manejando cifras correspondientes al año                2000, podemos decir que el coste del ingreso de una Psicosis en una Unidad de Corta          Estancia sería de aproximadamente de 4.409,18 €; el de una Depresión sería de                    3.938,20 €; el de un Trastorno Neurótico sería de 2.460,81 €; y el de los demás                        trastornos mentales sería de aproximadamente 2.800,42 €. En nuestro                                   Departamento de Psiquiatría, ya vimos que la psicosis más representativa,                           la Esquizofrenia suponía un coste muy parecido, de 4.871,19 € y lo mismo podemos             decir de las 4.871,19 € en el caso de las Psicosis Depresivas y los 2.403,54 € para                   las Distimias o Depresiones Neuróticas en nuestra casuística. En fin, los Trastornos             Neuróticos, en nuestro caso, suponen 2.884,26 €. “(Seva, A.2002. p. 68)
No ha requerido más conflictos con los vecinos, ni gasto de procesos judiciales complicando la lista de espera jurídica, he conseguido crear vínculo que es lo que permitirá la prevención de nuevas crisis, y el apoyo con servicios necesarios y, sobre todo, sobre todo, ha disminuido fuertemente el sufrimiento de la usuaria ante semejante intervención en su propia casa.

Karina Fernández D’Andrea

Referencias

-Seva, A. (2002). El coste de las patologías psiquiátricas en España: un seguimiento de 26 años y 10.974 ingresos en una Unidad Psiquiátrica de Corta Estancia de un hospital general. The European journal of psychiatry (edición en español)16(1), 57-67. Recuperado en 15 de agosto de 2018, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1579-699X2002000100007&lng=es&tlng=es.

-Pick, Susan, Sirkin, Jenna, Ortega, Isaac, Osorio, Pavel, Martínez, Rocío, Xocolotzin, Ulises, & Givaudan, Martha. (2007). Escala Para Medir Agencia Personal y Empoderamiento (ESAGE). Interamerican Journal of Psychology41(3), 295-304. Recuperado em 15 de agosto de 2018, de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-96902007000300004&lng=pt&tlng=es

-Tarragona, Margarita (2013). Psicología Positiva y Terapias Constructivas: Una Propuesta IntegradoraTerapia psicológica, vol. 31 n° 1. Santiago abr. 2013

[1] Los datos personales como nombre etc., están cambiados para no permitir su identificación.

[2] Las comillas en el original

Hacia una ciencia del Trabajo Social

Para  esta ocasión, Un post sobre investigación y ciencia en Trabajo Social. Esta vez no es tan personal, mi post no tiene que ver conmigo (aunque siempre tiene que ver jeje) sino con un magnífico artículo que he leído de la profesora Belén Lorente, de la facultad de Trabajo Social de la Universidad de Málaga.(La imagen de cabecera de este post corresponde a la UMA)   Me ha parecido tan bueno que me he decidido a resumirlo. Para aquellos interesados, recomiendo por supuesto su lectura directa: (https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-554X2018000100095)

El resumen constituye solo mi visión, espero que las autoras sepan disculpar la simplificación de su artículo y mis aportaciones en diálogo con su texto.

El texto, de Belén Lorente (Málaga)  y Natalia Luxardo (Buenos Aires), incursiona en el planteamiento de cuáles son los contextos presentes e históricos que tiene el Trabajo Social, como profesión feminizada que permiten o dificultan al TS ser considerado ciencia a igualdad de cualquiera de  las ciencias sociales. Para ello el artículo se desarrolla en 3 apartados: A) Los debates internos acerca del conocimiento que se produce en Trabajo social. B) El poder y las relaciones asimétricas entre las disciplinas c) La feminización del sujeto que construye la disciplina del Trabajo social como parte de su identidad.

Es un hecho que el Trabajo Social no tiene tanto peso como otras Ciencias Sociales. Especialmente en la forma en que se valora hoy en día en la academia, mediante su publicación en revistas científicas de impacto.  Las autoras parten de un diagnóstico de invisibilidad de la producción teórica y de los saberes de la disciplina. Ahora bien, ¿ Por qué se da esa invisibilidad? ¿ Por qué siempre la subalternidad del Trabajo Social?

Analizando la historía al igual que en otras ciencias, existen diversas corrientes al interior del Trabajo social:

En la conferencia  de la Asociación Nacional de Trabajo Social de 1949,( NASW) ” se adopto el positivismo lógico como modelo para la investigación y la intervención, adhiriendo así a un modelo  técnico- racional científico de la formación con claras resonancias en otras partes del mundo” ( p.97) modelo por otra parte funcionalista. ( La sociedad funciona como una estructura perfecta y las diversas partes , o personas han de adaptarse a ella)

Describen las autoras cómo, en 1968 a partir de la reconceptualización latinoamericana se reacciona contra la filosofía pragmática y empírica, de corte funcionalista anterior, que según Leal y Malagón fue el intento más visible para la construcción de una ciencia.

Por un lado las corrientes marxistas ( Iamamoto) en una crítica a las posiciones funcionalistas de la profesión. Se critica que exista de base una visión simplista, fragmentada y sin considerar la historia. Añadiría yo que el funcionalismo considera la pobreza como natural y la profesión como disciplina práctica. ( gestión de servicios paliativos)

En los años 80 comienza a desarrollarse la reflexión sobre la propia práctica y el desarrollo teórico de los saberes propios, en lo que se llama la sistematización de la práctica. Otros autores( Ulises Toledo) dicen que fue condición posible pero no suficiente. Faltaba validar dicho conocimiento.

En el debate se ha considerado al Trabajo social “tecnología”, “ciencia aplicada”, semi-ciencia, conocimiento fragmentado y atomizado ( Alemania) . En EEUU se pone de moda la práctica basada en la evidencia, ( positivista también ).

Se comienzan a separar los que están en la práctica como técnicos y los que están en la academia como teóricos, con una fractura con frecuentes desconfianzas y cuestionamientos entre ambas partes. ” Es cierto que el camino es largo, pero no se soluciona amputando una parte”( p. 101)Se refieren las autoras a alejarnos de la teoría y vivir como fragmentadas las dos partes.

Pero hay un conocimiento, unos saberes que emergen de la práctica. ( Un conocimiento directo de la realidad social que todas las disciplinas sociales nos envidian-añado yo)

Las autoras plantean que estos saberes, son comunicados a otros profesionales quienes utilizan ese conocimiento y lo reintroducen en el Trabajo Social desde sus disciplinas. Es decir, que un sociólogo por ejemplo, aprovecha los conocimientos que le comunica un trabajador social para construir teoría que luego será achacada a la sociología desconociendo su origen. ¿ Curioso verdad? apropiación y reapropiación de saberes y trabajadoras sociales sintiéndose menos científicas que los demás y así ha ocurrido en multitud de disciplinas,  con arquitectos, antropólogos, etc.

Mientras tanto, soportamos las críticas de muchos autores que desde otras disciplinas nos “califican ” como pseudocientíficas, nos dicen que nos dediquemos a lo nuestro, lo micro-social, y les dejemos a ellos la investigación y la producción de teoría.

Lorente (2018) plantea que existe una gran complejidad en el conocimiento y la forma de conocer de los Ts y además que su objeto de investigación y acción es muy complejo, denso, lo que dificulta la producción teórica. (p.101)

b) De las asimetrías de poder en las disciplinas científicas.-

La discusión epistemológica ( es decir acerca de como conocemos y producimos conocimiento) no se ha hecho en “condiciones de simetría con otras disciplinas” (p.102) En este contexto hablar de transdisciplina es socorrido y ficticio, ya que hay que entrar en ese debate teniendo clara la identidad profesional que aportar a la transdisciplinariedad.

La autonomía dela disciplina, plantean,  no tiene que ver con la autonomía de la trabajadora social, sino con “los condicionamientos imperceptibles que están influyendo en el posicionamiento del Trabajador social” ( p.102) Es decir, el contexto científico, y social y cultural en el que nos manejamos y los estereotipos y percepciones que influyen en todos ellos y nosotros.

Hablan asimismo de una economía del don. Donde los Ts damos información y otros reciben o se apropian de la misma elaborando teoría, y a la vez,  califican también el conocimiento específico de la profesión. ” El trabajo social constituye un extraordinario ejemplo para observar que la división del conocimiento es un hecho de poder “(p.105) que distribuye desigualmente el reconocimiento o capital social, a hombres y a mujeres. A unas disciplinas y a otras. “dinamiza las luchas de las disciplinas por recortar espacios como propios, pero también enajenan y debilitan fuerzas (…)(p.108)

c) La feminización de la profesión. –

No se refiere a que haya un 90% de mujeres en la profesión. Sino en lo que significa ser una profesión feminizada desde el punto de vista del género. Menos valoración, invisibilidad, calificación de semi -profesión que constriñe a la disciplina. Cuidado social y ayuda que sociálmente se encuentran fuera de la lógica del éxito social. Como continuidad del campo doméstico. Invisible y poco valorado, dado como natural. Estos conceptos culturales que se extienden de ser mujer, a sus tareas encomendadas de cuidado y ayuda social, dentro y fuera, por extensión también se aplican en su valoración a la profesión como “continuidad” de lo doméstico al espacio público.

Interesante ¿no? Un abrazo.

 

La protección de datos en los servicios sociales ¿ Para quién trabajamos?

Hay momentos en la vida en que una entra en crisis con la profesión. Me admira esa gente que está feliz y no se cuestiona nada. Muchas veces me hubiera gustado ser uno de ellos, una de ellas…

Estoy en un momento asi. Después de estar estudiando, escribiendo y dando formación, creciendo…volver a los servicios sociales es volver a sentir la opresión del sistema sobre una, y sobre todo , sobre ellos, la gente que atendemos…

Ahora estamos con la protección de datos. De repente una directiva europea a la que nadie hizo caso se tiene que aplicar. Para ayer, porque tenía que estar aplicándose hace por lo menos un año.  Jornadas de formación infumables, un documento que informa al ciudadano de que cede sus datos para su atención social , (escrito en técnico -es evidente que no lo ha hecho una trabajadora social-) con tres anexos. Unas 9 caras. Documento que se supone que hay que explicarle al suario, ser transparente en cuanto  a los procedimientos y las derivaciones y pedirle que firme toda la unidad de convivencia, él, y otro anexo repetido por cada derivación que haga el profesional. Escanearlo y subirlo al expediente electrónico, para que todo esté correcto y en su sitio.

Ah y el nuevo modelo de atención que está por salir, reduce la entrevista de 40 min a 30. Porque total, ¿ para qué tanto tiempo no? A ver si vamos a conseguir que el profesional piense en algo más, que en rellenar mil y una páginas del sistema informático, a ver si va a poder reflexionar después de explicar minuciosamente, y no en pocos casos  rellenar, mil y un papeles que el usuario tiene que completar  pero no sabe, no puede o tiene limitaciones. Solo para solicitar, en ocasiones, una señora que vaya dos horas a limpiarle los altos y bajos, oiga…que una ya tiene una edad.

Asi que sumamos el engorroso CIVIS,( sistema informático de los servicios sociales de Madrid)  lleno de pestañas y procesos que tienes que abrir terminar y guardar  (¿ Le estamos facilitando las cosas a los informáticos?), los engorrosos papeles , que cada vez son más porque está el anexo 1, el anexo 2 y el 3.( ¿ Le estamos facilitando las cosas a los administrativos, porque el 70% de nuestro tiempo es rellenar cuestiones administrativas?) y ahora, la imperiosa necesidad de cumplir la ley de transparencia y la directiva europea de protección de datos, que no es entregárselo no.  Es que lo entienda, se le traduzcas a sencillo, esté de acuerdo, no entable un debate contigo sobre la necesidad de tal o cual firma o autorización, ,  y rellenárselo en no pocos casos. A todo ello, le sumamos una lista de espera de 3 meses en muchos distritos, le sumamos el engorroso proceso de intentar una ayuda económica con sus idas y venidas, desde cada una de las jefaturas por las que pasa hasta intervención económica. Le sumamos que firme toda la unidad de convivencia, más que traiga tal o cual papel para hacerle la ayuda ( ¿ Alguien pensó en los tiempos y dinero necesario de los usuarios, para toda esa tramitación y gestión? ¿Estamos trabajando para los economistas? )

Súmale mil y un modelos de informe de derivación, según las diversas Ongs que tienen convenio o contrato con la administración y que marcan sus propios modelos de derivación y te los exigen. (¿Estamos trabajando desde lo público para facilitarle el trabajo a lo privado? ) Súmale la falta de recursos de lo público y el presupuesto cada vez más abultado de las organzaciones privadas, ya sean religiosas o laicas. ( ¿ Estamos participando de la desmantelación de los servicios sociales encubierta para el desarrollo del sector privado, con la consiguiente pérdida subjetiva de derechos?)

No, pero mejor reduce las entrevistas, que así atenderán más gente ( ¿ Estamos trabajando para que los políticos manejen más números y se pongan más medallas , sin importar la resolución de los casos, las mejoras cualitativas y ya no digamos la prevención?  )

¿ Estamos con los recursos de la red de servicios sociales perfectamente organizados en guías elaboradas que nos suministran? ah! no, que no trabajan para facilitarnos el trabajo. Somos nosotros los que tenemos que facilitárselo a todos y además invertir tiempo en buscar recursos…tiempo? ah! no, que las montañas de papeles no nos permiten pensar y apenas buscar. Pero tu reduce el tiempo de intervención que así decimos que en vez de a 6 atenderán a  8 personas. -¿ Pero cómo les atenderán? -Ah! eso ya no importa.

-A 8????? Pero el profesional tiene que pasar de una mujer maltratada, a un agresor, de un padre que dice quiere la custodia a uno que ha desaparecido. De alguien que llora a alguien que te insulta. Y más papeles , y más procedimientos. Y espera que ahora viene un nuevo protocolo.

No pasa nada. Tenemos apoyo psicológico, una jornada a la semana en un fisioterapeuta para aliviar las tensiones y supervisión profesional para darnos cuenta que somos increibles. ¿Agotamiento? porqué habrían de tenerlo. Solo gestionan. Las emociones no existen. y los casos complejos y los difíciles? NO importa ya alguien pensará por ellos….

¿ Y la intervención social? ¿ Lo específico de nuestra disciplina? Oye no te quejes, 3 minutos. O mejor aún , considéralo transversal. Total, solo hacen gestión de prestaciones.

Espera que vamos a desarrollar un nuevo modelo de atención. No espera, que vamos a hacer lo posible porque la “mejora del sistema” prevista tenga el menor impacto posible.

¿ Será a propósito?¿ Están viendo hasta donde aguantamos sin saltar. ? Con razón la gente se va quemando…

Espera, que nos van a hablar de la responsabilidad en la protección de datos. Machácales, que están siendo negligentes, poco responsables y deberían tener todos los datos bajo llave y ni un papel sobre la mesa, cuando se levanten…

-Ah! que cada vez se levantan menos? si es que..cada vez más acomodados y menos Trabajo Social. Funcionarios!

Oye y el usuario?

– quién? El es el beneficiario. Que no se queje.

-No, si no se queja, está allí.  Esperando.

Mi mirada sobre el XIII Congreso de Trabajo Social Sanitario II. (La perspectiva de género)

¿Que estamos en el siglo XXI? sí. ¿Que la conciencia y el debate público sobre la violencia de género están en España a la orden del día? También. Ahora, ¿ Cuánto de moda, cuánto de pose, cuánto de hipocresía hay detrás de los discursos políticamente correctos?

¿ Por qué en un congreso de trabajo social sanitario que hace gala de científico se rechaza una comunicación poco rigurosa pero se aprueba un póster denominado “ante la investigación científica en violencia de género? Y cuáles eran los objetivos? aquí los tenéis del mismo póster:

objetivos del poster

 

y  qué es lo que pretendían demostrar? ( ¿hipótesis? )

parte del poster

 

Si lo se, la hipótesis no parece muy rigurosa en un medio como la Vanguardia. Pero no os preocupéis que se apresuran a poner estudios, como los de Murray Strauss y sus colaboradores en EEUU.

Estudios que han sido ya rechazados por sus sesgos. Se hacían por teléfono, a uno de los dos miembros de la pareja sin hablar con el otro. No tomaban en cuenta el contexto ni el sentido dado, ni las consecuencias en la mujer del ciclo de la violencia que muchas veces lleva a no ser consciente de ser una víctima de violencia de género según en la fase en la que esté.

Al respecto la investigación durante más de 10 años de Bosch y Ferrer ( Bosch, E. Ferrer, V. 2002) plantean que es un falso mito el que las mujeres maltratan igual que los hombres y por lo tanto los hombres maltratados por las mujeres constituyan un problema tan grave como el de las mujeres maltratadas.

” Al analizar estos estudios, Michael Johnson( 1995) consideró que aunque tienen otros déficits, su principal problema radica en que infravaloran la presencia real de maltrato. “( Bosch E. Ferrer, V.2002. pp.92)

Por ejemplo analizando el estudio de Strauss de 1990b, sobre la encuesta de familias nacional de EEUU de 1985, “aparecieron tan solo 185 mujeres que podían haber sido víctimas de maltrato…extrapolando esos resultados se podría hablar de unas 80.000 mujeres maltratadas en todos los  EEUU ….sin embargo la realidad era bien distinta. Así las estimaciones realizadas mediante distintos indicadores, señalaban que en esa fecha el nº de mujeres maltratadas podía estar en unas 500.000. En conclusión este tipo de trabajos podrían estar infravalorando la presencia de mujeres maltratadas, debido, entre otras cosas, a factores como que sea el marido ( osea el agresor en casos de maltrato) el que conteste a la encuesta, el miedo de la victima a explicar la verdad etc.”( pp.93)

Constituyen por tanto, estudios y referencias sesgados, con   un manejo sexista de los datos,  que pone a hombre y mujer en igualdad de condiciones, y atribuye a ambos los mismos comportamientos, como si los factores culturales heteropatriarcales, no tuviesen nada que ver. Las personas están condicionadas por su género en la medida en que la sociedad espera, exige, protege, impulsa o frena, diferentes comportamientos de unos y otras.

que sean los hombres los que contesten por teléfono, que se hagan las víctimas, que no se las escuche a ellas o estén coaccionadas para hablar, que la libertad de uno y otro sea diferente amparada socialmente, importa. Importa el contexto, importa cómo se obtienen los datos, importa qué dejamos de observar.

Hablar de “Violencia bidireccional” es poner en condiciones de igualdad lo que no es igual. Basta ver las cifras de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, y no se están contando a manos de otros hombres que lo hacen por su condición de mujer.       ( Género). Y las asesinadas, como sabemos solo son la punta del iceberg. Son cientos de mujeres las que viven bajo una situación de terrorismo doméstico, hecho de ejercicio y abuso del poder, momento a momento, día a día.

“En relación con esta perspectiva de la violencia familiar cabe señalar que además de consideraciones de tipo metodológico( como las críticas a realizar estudios sobre muestras de población general, sin conductas ni historial de conductas particularmente violentas, o a los cuestionarios empleados) una de sus limitaciones más importantes es que parte de la base de que hombres y mujeres tienen en pareja un status similar,sin tener en cuenta la estructura patriarcal sexista, ni las desigualdades sociales y económicas( Ferrer,V.2006.p.191)

Por último, es importante recordar que este congreso se celebraba en Pamplona, ciudad que salió a la calle a gritar contra la manada por una violación grupal realizada a imagen y semejanza de algunas escenas pornográficas famosas. (vease https://www.elsaltodiario.com/nueva-revolucion/el-porno-sigue-teniendo-argumentos-muy-de-revista-de-gasolinera-aunque-se-haya-sustituido-el-soporte-impreso-por-risto-mejide-o-erika-lust )

Que era en Pamplona, que el póster no tenía rigor científico y que enturbia la conciencia de los profesionales ante un tema que es a vida o muerte.  Sin embargo, en el mejor de los casos,  pasó desapercibido para el comité científico.

Eso si, provocó la indignación de un pequeño grupo de trabajadoras sociales que comenzamos una campaña en redes y twitter y conseguimos que el comité científico revisara y terminara anulando el póster. Pero el mismo ya ha sido visto y mandado a Ecuador, dando sustento a posiciones patriarcales sobre la violencia de género que tienden a minimizar incluso las muertes, los asesinatos, la brutalidad….( no porque seguro que en casa ella también es violenta y la violencia es bidireccional…) Terrible.

“Para finalizar cabe recordar, como ya señaló María Ángeles Durán en su obra
Liberación y utopía (1982), que la construcción del conocimiento no es neutral, es
una práctica social que conlleva valores e ideología y ha sido producida socialmente
por grupos específicos para fines igualmente específicos, de modo que ese origen
marca cómo será su desarrollo. Y, aplicado al caso que nos ocupa, puede decirse que
desde el momento en que consideramos la violencia que sufren las mujeres en el ámbito
de la pareja como violencia de pareja o como violencia de género ,estamos tomando
partido, estamos llegando a conclusiones sobre lo que es y significa, pero también
sobre la posible relevancia del entorno y de la estructura social en este problema, lo
cual condiciona no sólo el modo de entenderlo sino también cómo lo abordamos.(Ferrer,V. op. cit. pp.192)

Me preocupa especialmente la falta de perspectiva de género en los profesionales , cómo cala hondo el mensaje enseguida, cómo me vi discutiendo con excelentes profesionales que comenzaban a dudar… cómo cuesta crear conciencia y que rápido circulan estos mensajes. Cómo hay grupos enturbiando las aguas para perpetuar estas  violencias contra las mujeres por el solo hecho de serlo y su lugar de subordinación social.

Y el recorrido, terrible, las narraciones terribles que me han contado mujeres maltratadas, sobre cómo cuando se decidieron a denunciar fueron cuestionadas una y otra vez… ¿Hasta cuándo?

Referencias.-

  • Bosch,E. Ferrer,V. 2002 La voz de las  invisibles. Las víctimas de un mal amor que mata.
  • Daniel Seijoo Blog Nueva revolución(2018): Entrevista a ismael Lopez Fauste
  • Ferrer, V. 2006. Crítica de libros. Anuario de Psicología, vol. 37, núm. 1 y 2, abril-septiembre 2006, pp. 189-196 © 2006, Universitat de Barcelona, Facultat de psicología
  • Gracias a todas las compañeras de la red feminista de profesionales de trabajo social que se movilizaron rápidamente y especialmente a Maria Ferraz Dobarro por el aporte bibliográfico que pone en cuestión los estudios en que se basa el poster.